domingo, 23 de diciembre de 2012

P E T R A R C A

“¡Per dío, qué cosa e quale!”
Yo, que copié a Cicerón
A Plinio – docto en Platón –
No entiendo por qué no sale
Luz de mi pluma? No vale
El celaje del discurso
Pues, al instante el decurso
De mi verso apunta a ella
-la de cabellos de estrellas-
Como a un único recurso.

L U I S C A R L O S L Ó P E Z



Desde las catorce gradas
Que edifico con destreza
La ciudad se despereza
Adusta   momificada
Junto a su grey enclaustrada
Indiferente a la gloria
Que da la espalda a la euforia
De mis versos incisivos
Que insisten en se motivo
Orientar la memoria.

LI PO - LI TAI PO - LI BAI



…me llamaron < la armonía
jamás igualada >   nada
alteró la sosegada
observación de mis días
nada tuve de valía
conocí reyes…algunas
veces < que fueron ningunas >
vi con sobriedad la vida
y al juzgarla inmerecida
decidí abrazar la luna

K A V A F I S



Esas ruinas de tus años
Te convencen del fracaso.
¡Qué ironía!  Si el trazo
De tu pluma mira a antaño
Y recaba sin amaño
Una lección que podría
Dar de la historia una vía
Esotérica. En tanto
Monotonía y desencanto
Rumias  en Alejandría.

B O R G E S


…siendo el otro soy el mismo?
la paradoja propone
que mi sueño superpone
la imagen de otro organismo
que se proyecta en sí mismo
como un arduo laberinto
…entonces, qué del sucinto
aforismo de aquel griego
que auto aplicó para un ciego
otro ciego muy distinto?

H Ö L D E R L I N



Por la magia y el asombro
De no poder explicar
La razón de este cantar
Que llevo sobre mi hombro
Por la palabra que nombro
E   invoco para crear
La metáfora… y sondear
Esta tierra que es morada
De tanta cosa sagrada
Que  insisto  en  testimoniar

P E S S O A



…sólo esto nos define
<sentimos    luego existimos>
como también nos fingimos
tragedias    como en el cine
poeta que no origine
despersonalizaciones
o plurales emociones
no conocerá el infierno
como tampoco lo eterno
de la náusea    de los dones

D A N T E


(En 1283, mientras el poeta contempla
La corriente del río Arno – desde uno de
Los puentes- Beatriz lo saluda discretamente
Al pasar con dos amigas.)
Todo ahora se revela
-El Arno fluye- Mis días
Bajo tu égida.   Mía
Tu insignia    tuya tu estela
Ya mi pulso no recela
Del tuyo   Veo el destierro
La penuria como un hierro
El verso    La nombradía
Ahora pasas   y   me guías
A tu mirada me aferro

martes, 18 de diciembre de 2012

AL AMANECER DEL 11 DE NOVIEMBRE DEB 1811 PEDRO ROMERO TOMA CAFÉ EN EL PRETIL DE SU CASA.



¿Habrá otro cielo tan semejante al de mi Cuba?
Qué otro azul copiaría al que ahora
Me inunda y tiñe mis pulmones
Qué otro ligaría con este sol
Que toma por el brazo al día
Y lo conduce – formal – por la Calle Larga
Desierta
Y lo emboca
Al arenal enorme que une  o  separa
El arrabal de Getsemaní
Con la Boca de Piedra
Que en adelante guarda
Los caserones    las calles encogidas    los balcones
La ciudad de Cartagena de Indias  - La Bella –
Y el mar
¡Para qué otro lugar del universo que no sea éste!
 *  *  *
Pero hoy a mi corazón  lo urge el miedo
Aunque en su centro contiene todo el ardor
De mi fragua y mis crisoles
Vive ese miedo que uno mismo
A uno mismo se confiesa
El miedo que evidencia el final de una jornada
Donde estarán el llanto   el sudor   y   la muerte
El miedo de macho que nunca es por uno mismo
Sino por aquellos que engasta en su alma
                      *  *  *
Ahora
Un enjambre de pericos y de cotorras pasa
Hacia los manglares
Untándose de azul queda  una gaviota
Que se orienta –   como yo   –
Como el nervio de toda esta muchedumbre
Que ahora se despereza
Como mis lanceros
Que dentro de unas horas   harán suyos
Los baluartes
El regimiento de El Fijo
El Palacio de la Gobernación
Donde una junta de gobierno  -  muerta de miedo   -
Firmará una declaración de libertad
Que desde ya nos pertenece.

CONMIGO EN LA DISTANCIA




“Todo individuo es un monólogo.
En la medida en que tú seas buen amigo tuyo,
Puedes ser un buen manejador de tu soledad “
Héctor Rojas Herazo.

Con el paso de los años que van en carrera
Veo como mi amigo me abandona
Y de una manera imperceptible
Me he ido frecuentando
Al punto
Que mi mano izquierda
Ya está al tanto de lo que hace mi derecha
En esas condiciones
Mi diálogo no se distrae
Y así  - mudo –
Soy rico y munífico
Agudo  - aunque tardo en respuestas –
Parco   y otras veces ostentoso con las palabras
Que saco de mi cubilete
Y que vuelvo a introducir en él
Para que en ocasiones reaparezcan
Pobres y endebles
Así que – por estas calendas –
La vergüenza   El ridículo   La torpeza
Sólo la conocen mis tripas
Y al paso que vivo
En muy corto tiempo
Formaré conmigo
Una singular familia.

HUBO


Hubo días
Para los que la quietud era una injuria
Donde ningún pañuelo nos lastimaba el rostro
Días de frutas   dispersas por el patio
Donde Padre perseveraba
En reconocerse en nuestro ánimo
Atento a que no llegáramos dispersos al sueño

Hubo días largos
En que Madre rubricaba con sus cabellos
El espacio de una casa
Sus talones hacían canción
Mientras se sugería
Para los días y para las noches
En que un contento
Dormiría junto a nosotros

Hoy
Sólo esos días
Someten mi albedrío


LAMENTO DEL ABANDONADO


En un principio no parabas de bendecir tu buena fe
Y frenabas mis arremetidas con frases de viejo cuño
Como que tus nobles sentimientos iban a ser pisoteados
Que los hombres se esfuman
Cuando consiguen lo que quieren
Qué patético     Te entregaste al primero
Que te dijo     vamos
Yo que pagué por cada caricia
Yerma está hoy mi alma   y   mi alcancía
Y sin haber
Y sin haber conseguido
Y sin haber conseguido lo que quería.

M A D R I G A L


Yo no dije que no atardeciera
Y que mi huésped solitario
Hubiera abandonado su vigilia
En verdad    no tengo memoria
Del porte que traía el arco iris
Que ocultaban sus manos
Confieso que fue extraño y fácil
Verla crecer    como un ifrid
Que surge de una lámpara
Por eso    a partir de ella
Contuve el aliento y no advertí
Cuando entré por su ventana
Si confirmo    que al pairo y a la sombra
 Como Sísifo me ocupo
De atrapar    soltar    y  atrapar sus golondrinas
Y viajo por su sangre para reconocerla
Al par que enhebro el gozo
Justo al borde su muerte


MAMÁ YOYA


          I
Mamá Yoya cocina pasteles   En el patio de su casa
Al lado de un arroyo.
Mamá Yoya es menudita    Como un trozo de cazabe
En las manos de una niña
Por Mamá Yoya no pasa el tiempo
Su tiempo sólo a ella le pertenece
Por eso cuando uno se asoma por sus predios a comprar sus pasteles
Y ella dice que    Ya se terminaron por hoy
Espérate hasta mañana   Por qué no viniste ayer
Uno
Calla
Porque es algo que uno sólo entiende hasta donde le llega la mirada
Porque de ahí en adelante
La razón no amasa una respuesta
Y la noche es un día   Pleno de enero  Que  reverbera


                II
Mamá Yoya tuvo una apoplejía
Y por los quioscos donde se venden sus pasteles
María mulatas hubo que se cagaron en los vasos de cerveza
De los compadres que beben por las tiendas del arroyo
Marías
De todas las pelambres hubo
Que se abrazaron desconsoladas
A sollozar por el olor a dios de sus pasteles

               III
Hoy vengo y veo que la vida es otra
Los pasteles de Mamá Yoya vuelven a estar en las vitrinas
Y la gente discurre como si nada hubiera ocurrido
Y mamá Yoya se ha repuesto
Y dios se ha vuelto a salvar
Una vez más

martes, 9 de octubre de 2012

DOMINGO - El Mar



Hoy es domingo

Desde temprano he sentido el duro lomo de los botes

Los pescadores ya han hundido en mí

Las redes y los anzuelos

Para ellos como para mí

Hoy es un día semejante a cualquier otro

Lleno de vientos   de alcatraces

Y de nombres antiguos de navíos

Y de sol

De este tenaz sol que entibia y clarifica mis sales

Concediéndome     sencillamente    la vida

Ellos los pescadores    permanecen atados a mi encanto


La vieja ciudad no despertará conmigo

Todo este día dormitará triste

Entre las viejas murallas

Con sus agrios vapores y sus calles desnudas

Ajena a los bañistas que pronto llegarán

A buscarme sin asombro

Como a celebrar ese encuentro

De elemental rutina dominguera

Llegarán a dejar sus excreciones y sudores

En la intimidad de mis aguas

Los veré jugar en la arena   correr

Leer los periódicos del día    beber

Amarse con la complicidad de mis olas

E irse con el atardecer

Quedarán los desperdicios de su jolgorio

 Sus botellas y colillas y sobras y despojos

Que decoloran lentamente mi azul

Y hacen menos intenso mi inmemorial insomnio

LUNES - La Tierra




Al clarear
Un chaparrón desordenó mis porosidades
El trupillo despabiló robusto de verdor
Espejeándose en los charcos
Mientras el agua me calaba honda
Desparramando energía
Activando mis secretos

Ya de día
Mis esencias refluyeron hacia los tallos
Melificando los guanábanos  los nísperos
Mitigando la acidez del tamarindo
Urdiendo el amarillo en la pulpa de los mangos
Preñándome de asombro

Los niños disculparon con la lluvia
Su pereza ante las clases de este lunes
Y salieron a atrapar los goterones con sus manos
A reír
A mirar la comparsa de los cocoteros
A regatearle nostalgia al gris plomizo del cielo

Los hombres en cambio 
Dispusieron como siempre su rutina
Partieron a construir más fábricas
Más alcantarillas
Decididos a subvertir mi armonía
Mis fragancias
Mi sigiloso rumor





jueves, 4 de octubre de 2012

MARTES-El Sol






Más que arrogante asombro
Soy beso de vida que hace su trabajo
Me desperezo por la puerta de oriente
Y me incendio
Ahora la forma es forma
Y la viva    vida
Como el ventero que abre su tenderete
Me entrego    a la ciudad
Mi rostro copia  el rostro
 De las murallas    de los niños
Me voy así por este martes de trabajo
Casi hasta acompañarlos  a todos   a sus lechos

Amo los días y el verde
Estoy en ellos
Me desempeño a fondo en la ropa mojada
En las nubes
Soy sudor de cochero
Grito en la vendedora de aguacates y vituallas
Nadie podría       entonces
Malquererme
No se odia la mano abierta que se nos tiende
Por qué   entonces    el verde huye de mí
Y cada día   entibio menos pájaros

MIÉRCOLES - Las Calles







En el borde de la manzana
Tendidas a todo lo largo
Remozadas por la penumbra que ya se esconde
Todas para los portones y los postigos
Por los que salen colegiales recién bañados

Cuando ya no contamos los pasos
De la gentuza que andará envuelta en sueños
Y de los poetas    que hicieron viernes de este miércoles
Justo es alborozarnos
Porque los amamos a todos
Aunque ninguno  sepa con certeza lo que somos

Luego la multitud
La pobreza que rueda con las carretas
Los pies pelados    la prisa    los gritos
Y junto al día nos vamos de bajada
A la soledad de los barrenderos

Somos la ciudad
La historia empotrada en cada esquina
La lucha y la sangre que nos condujeron a una gloria
Que es ahora negocio para turistas
Siempre en nuestro puesto
 Llevamos a lo largo y a lo ancho estos nombres
De notables   de cocheras  y  de anécdotas
Y en lo profundo las arterias
Cargadas de miasmas hacia el mar

JUEVES - Las Murallas




El jueves se dejó venir con su tiempo a las volandas
Sabemos que este día es el declive de la manzana
Y aquí nos encuentra desde siempre
Resecas al sol
Sordas de tanto oír el mar
Como un viejo galeón varado
A la espera de los turistas
O de la vecina   que entrega su araña cada tarde
Entre mis troneras y garitas

Eso de la historia es otro cantar
Es como ver or el ojo del Teso Blas
Hoy el remoto tiempo de la gloria
Es sólo eso
Ya sólo vivimos para el cáncer de la piedra
Para los orines y las excreciones que nos tributan
Caducas
En contraste
Con las remozadas tardes de los alcatraces

VIERNES – El Fuego





Hoy desperté muy tarde a mi oficio
El día se vino envuelto en lluvia
Y sólo en la alta mañana tomé vida
Vida a esta mi rutina crepitante
Que inventa el gozo en las hornillas
Que frota en cada piedra
Los aromas de la cocina

Conozco la ciudad y su génesis
Serví a Calamar fui una fiel razón de sus noches
Escolté la muerte desde los cañones
Y cada asedio fue de mi incumbencia
Soy el mismo desde Prometeo
El justo equilibrio
Que asiste tanto a la vida como a la muerte

A la media tarde la lluvia cae de nuevo
Los raudales purgan las calles
Hay afán en los cuerpos por el reposo
Por encontrarse conmigo en los manteles
A la hora de la cena
Hay afán porque muy pronto
Sea la vid en los torrentes de la sangre